Acerca

Desde que en 2001 iniciara mi andadura profesional como traductor autónomo, me he especializado en la traducción de literatura fantástica y de ciencia ficción.

He traducido tanto a autores consagrados —como Robert Harris (Dictator), Robin Hobb (El Profeta Blanco) o Clive Barker (El gran espectáculo secreto)— como a debutantes de equiparable talento —como Lavie Tidhar (Osama), Mark G. Wheaton (Emily eterna) o Tade Thompson (Rosalera)—, y asimismo he traducido distintos relatos para las colecciones Terra Nova y Sui generis.

En el campo del ocio electrónico, he ayudado a localizar multitud de videojuegos con gran éxito de crítica y público (entre otros, numerosos títulos de las series Guild Wars, Gran Turismo o God of War).

En la actualidad están pendientes de publicación algunas de mis últimas traducciones, entre las que se cuentan varias trilogías de joven adulto y mis primeros cómics para el público infantil.