Las naves de la magia (Las leyes del mar)


Tronconjuro. Madera viva. El bien más preciado del mundo. Como tantas otras mercancías de leyenda, únicamente se encuentra en los Territorios Pluviales. Sin embargo, ¿cómo puede comerciar uno con los mercaderes de esos Territorios cuando sólo las naos redivivas, fabricadas con tronconjuro, son capaces de surcar las peligrosas aguas del río Pluvia? Estos buques tan escasos y valiosos se avivarán tan sólo cuando tres miembros de la misma familia, pertenecientes a generaciones consecutivas, hayan sucumbido a bordo de ellos.

La nao rediviva Vivacia está a punto de experimentar su vivificación: el padre de Althea Vestrit reposa en su cubierta entre estertores. Althea aguarda el despertar del barco que quiere más que nada en el mundo. Para descubrir tan sólo que, según el testamento de su progenitor, la Vivacia ha sido legada a su brutal hermanastro, Kyle Haven… Hay otros que conspiran para ganar, o robar, una nao rediviva.

El Dechado, llamado por muchos el Desdichado, enloqueció, se volvió patas arriba y ahogó a su tripulación. Yace ahora ciego, roto y solitario en una playa desierta. Pero hay hombres codiciosos que ambicionan restaurarlo para navegar las aguas del río Pluvia una vez más.

Participación como co-traductor junto con Manuel de los Reyes.

--
ISBN: 84-9800-213-3